jueves, 4 de agosto de 2011

CONSTANTINO Y EL NUEVO TESTAMENTO

 

¿Alteró Constantino nuestros cuatro Evangelios?

La iglesia católica reconoce los Evangelios de Mateo, Juan, Marcos y Lucas como válidos, entre cientos de documentos evangélicos considerados como apócrifos. Estos cuatro evangelios fueron seleccionados entre muchos y adoptados en el primer concilio ecuménico de obispos en  Nicea  actual Iznik (Turquía) realizado en el año 325 y convocado por el emperador Constantino. Consciente el flamante emperador de las divisiones entre los seguidores de Cristo  y después de haber dado a los cristianos la libertad de practicar su culto sin sufrir persecuciones, convoca al concilio con el propósito de  establecer la paz religiosa y construir la unidad cristiana.

Por entonces la principal cuestión que dividía a los cristianos era la controversia arriana, es decir el debate sobre la  divinidad de Jesús,  mientras que un sector sostenía que Jesús era Dios y hombre, otro sector sostenía que Jesús había sido creado por Dios y por tanto no tenía naturaleza divina. Los primeros eran liderados por el obispo de Alejandría, Alejandro y su colaborador Atanasio  y los segundos por el presbitero Arrio.y el obispo Eusebio de Nicomedia.

Constantino simpatizaba con los cristianos aunque no estaba bautizado y tuvo un papel central en el concilio: presidió y dirigió las discusiones e influyó activamente en su desarrollo.

 El concilio de Nicea por fin estableció que Jesús era Dios, que la Pascua se celebraría el primer domingo después del plenilunio de primavera, según la costumbre habitual y se eligieron los cuatro evangelios.

 ¿Cómo se realizó la elección? La Iglesia católica sostiene que la elección de los evangelios del Nuevo Testamento se realizó por intervención divina en el hecho que denomina "Milagro de Nicea". Se colocaron los doscientos setenta evangelios que se conocían en una mesa del salón donde se realizaban las reuniones, se cerró la puerta con llave y se le pidió a los obispos que rezaran durante la noche para que Dios pusiera luz sobre la cuestión.                                   A la mañana siguiente los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan estaban sobre la mesa y los otros en el suelo. La posesión de cualquiera de los evangelios que fueron descartados se consideró delito capital, lo que ocasionó la muerte de miles de cristianos en los años siguientes al concilio.

Los Evangelios elegidos:

Los Evangelios seleccionados en el Concilio y que forman parte del Nuevo Testamento,  fueron escritos en el siglo I d.C. Marcos, el compañero del discípulo Pedro, escribió la esencia de la predicación de Pedro. Y Lucas, el compañero del apóstol Pablo, investigó cuidadosamente y escribió la biografía que lleva ese nombre. Finalmente, Mateo y Juan, dos de los doce discípulos de Jesús, escribieron los libros que se les atribuyen.
Los sucesos registrados en estos evangelios "están basados en el testimonio directo o indirecto de testigos oculares" de la vida y la prédica de Jesús.
Estos autores mencionan personas, lugares y sucesos que pueden ser verificados con otras fuentes antiguas, asi que son bastante confiables en cuanto a los relatos realizados.
En cuanto a las cuestiones de fe................ se trata de fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada